Codelco destinará US$1,000 millones para prolongar por 40 años vida útil de El Salvador

Codelco destinará US$1,000 millones para prolongar por 40 años vida útil de El Salvador

Comisión de Evaluación Ambiental chilena aprobó el  proyecto Rajo Inca de la gigante del cobre estatal Codelco. La iniciativa significará una inversión en torno a los US$1,000 millones y permitirá acceder a 900 millones de toneladas de mineral, que prolongarán la vida útil de la división por 40 años más y aumentarán en 30% la producción respecto de los niveles actuales, pasando de 60,000 a más de 90,000 toneladas de cobre fino anuales, con una importante contribución al empleo directo e indirecto de la zona.

La Comisión de Evaluación Ambiental de Atacama votóa favor del proyecto Rajo Inca en la etapa final de la evaluación del Estudio de Impacto Ambiental, presentado por la estatal ante el Servicio de Evaluación Ambiental de la región en octubre de 2018.

Esta votación da luz verde al documento oficial, la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que firmarán las autoridades correspondientes para certificar que el proyecto Rajo Inca cumple con los requisitos de carácter ambiental.

«La excelencia en el desarrollo de nuestros proyectos es uno de los principales objetivos de la transformación que vive la compañía. Estamos muy satisfechos con la agilidad que ha tenido Rajo Inca. Iniciamos los estudios de prefactibilidad en 2015 y ya en 2021 esperamos la entrada en operaciones para acceder a 900 millones de toneladas de mineral, con leyes de cobre promedio de 0,69%, las que permitirían aumentar en 30% la producción de División Salvador respecto de los niveles actuales», comentó el presidente ejecutivo de Codelco, Octavio Araneda.

Tras la obtención de la RCA, el proyecto debe ser aprobado por el Comité de Proyectos y Financiamiento de Inversiones del directorio de Codelco, etapa que se espera completar en abril de 2020 y, posteriormente, recomendado por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), por lo que el inicio de las obras podría estimarse para finales del primer semestre de este año.

Rajo Inca se ubica en la comuna de Diego de Almagro, en las actuales instalaciones de la División Salvador de Codelco. El proyecto extenderá la vida útil de la división mediante la explotación a tajo abierto de los recursos remanentes del yacimiento principal Indio Muerto, minado desde 1959 y el que actualmente presenta un enorme desafío: sólo tiene recursos para ser explotados de forma subterránea hasta 2021, por lo que el agotamiento de estas reservas mineras implicaría el cierre de la división. Cambiar el método de extracción a tajo abierto, por lo tanto, era urgente, pues es la única manera de mantener viva las operaciones para extraer los recursos disponibles.

«Rajo Inca permitirá dar continuidad a las operaciones mineras en la división, creará 1,800 puestos de trabajo en su fase de mayor demanda, con prioridad para los habitantes de Atacama, y generará un proceso de encadenamiento productivo para la contratación de servicios», destacó el gerente general de División Salvador de Codelco, Christian Toutin.

Sergio Gaete, gerente del Proyecto Rajo Inca, recalcó que «en Salvador viviremos el proceso inverso de Chuqui: pasaremos del método de extracción subterráneo a rajo abierto y, al igual que en Chuquicamata Subterránea, lo haremos con elevados estándares mineros. La importancia de este proyecto estructural de Codelco radica en que permitirá a la Corporación mantener la operatividad de División Salvador y aportar al desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida a miles de chilenos».

Las principales obras y actividades de Rajo Inca corresponden al desarrollo de un nuevo tajo, dos nuevos botaderos de estériles y uno de ripios, mejoramientos en las plantas procesadoras de la División Salvador, transporte de relaves y aumento de la capacidad del Depósito de Relaves Pampa Austral, la instalación de una planta de ósmosis inversa y la habilitación de un relleno sanitario. También contempla la construcción de infraestructura de apoyo, como talleres de camiones y un paso sobre la ruta C13, entre otras.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)