Cobre por valor de casi US$500 millones “desaparece” de almacén en China

Cobre por valor de casi US$500 millones “desaparece” de almacén en China

Un grupo de empresas chinas está investigando por qué un sitio de almacenamiento de productos básicos en el norte de China tiene solo un tercio del concentrado de cobre que estaban financiando, según personas familiarizadas con la situación en declaraciones a Bloomberg.

Comerciantes de más de una docena de empresas, en su mayoría estatales, se reunieron en la ciudad de Qinhuangdao esta semana después de darse cuenta de la falta de material debido a preocupaciones sobre las finanzas del prestatario, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas ya que no están autorizadas a hablar en público. 

El grupo tiene un reclamo total sobre 300.000 toneladas de concentrado por valor de unos 5.000 millones de yuanes (US$740 millones), pero solo hay 100.000 toneladas en el depósito, dijeron las personas. Eso pone el valor en dólares del material faltante en unos US$490 millones.

La discrepancia de cobre en la provincia de Hebei se produce pocos meses después de una disputa que abarcó varios lugares en el sur de China por la falta de aluminio vinculada a US$ 1,000 millones en préstamos. El escrutinio de la financiación de productos básicos y las operaciones de almacenamiento en China está creciendo, especialmente porque los mercados globales volátiles exponen a algunos de los acuerdos de financiación más opacos a un mayor riesgo.

En el centro de este último caso se encuentra Huludao Risun Trading Co., un comerciante de tamaño mediano que compra entre 800.000 y 1 millón de toneladas de concentrado de cobre importado al año para distribuirlo a las fundiciones chinas, dijeron las personas. La empresa generalmente depende de contrapartes más grandes para financiar los materiales y luego paga los préstamos con intereses y tarifas después de finalizar la operación.

Los comerciantes de materias primas se han enfrentado a un entorno más difícil este año, ya que los bancos se vuelven cautelosos a raíz de las pérdidas de alto perfil, especialmente en el mercado del níquel, y la enorme volatilidad de los precios exacerbada por la invasión rusa de Ucrania. Eso alentó el financiamiento alternativo, en el que las empresas privadas más pequeñas prometen sus productos a los grandes comerciantes estatales para obtener fondos para las operaciones.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)