China se resiste al impulso de acabar con el carbón mientras prioriza su seguridad energética

China se resiste al impulso de acabar con el carbón mientras prioriza su seguridad energética

Es probable que China termine oponiéndose a los esfuerzos en las conversaciones climáticas de la COP26 para eliminar el carbón en todo el mundo e instar a los países a reforzar sus planes de emisiones el próximo año. Las preocupaciones por la seguridad energética impedirán que China apoye la propuesta sobre el carbón, según una persona familiarizada con la posición de China que pidió no ser identificada, publicó Bloomberg. Si bien China planea alcanzar un pico de emisiones para 2030, el país se encuentra ahora en las garras de una crisis energética y está aumentando la producción de carbón a niveles récord. Mientras China ha recurrido a quemar más carbón, Estados Unidos le ha pedido a la OPEP que bombee más petróleo.

Beijing también está rechazando una propuesta en la COP26 para instar a los gobiernos a revisar sus planes climáticos oficiales para fines del próximo año, una medida destinada a frenar los aumentos de temperatura lo antes posible. La opinión de China es que elaborar un nuevo plan para las emisiones tan pronto después de su última presentación, justo antes de las conversaciones en Glasgow, llevará demasiado tiempo para el mayor emisor del mundo. La oficina de prensa del equipo negociador de China no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La última posición muestra que China realmente no se ha movido de sus objeciones, incluso después de que un acuerdo sorpresa con Estados Unidos anunciado el miércoles por la noche inyectara algo de esperanza en las conversaciones. Las dos superpotencias dijeron que trabajarían juntas para impulsar acciones concretas que reduzcan las emisiones que calientan el planeta en la década de 2020, una década crucial. El pacto bilateral también incluye esfuerzos para frenar el metano, un poderoso gas de efecto invernadero.

En los últimos días de la COP26, persiste la resistencia a algunas partes clave de un borrador de comunicado que debe ser consensuado. India, el tercer mayor contaminador del mundo, también ha dicho que se opone a la línea propuesta en un borrador inicial del acuerdo de Glasgow para «acelerar la eliminación gradual del carbón y los subsidios para los combustibles fósiles». India busca más apoyo financiero de los países ricos antes de asumir compromisos climáticos más firmes. Arabia Saudita ha negado la acusación de que está bloqueando el progreso. El primer ministro Boris Johnson pidió a los líderes el miércoles por la noche que no se interpongan en el camino de un acuerdo ambicioso.

En octubre, el primer ministro chino Li Keqiang advirtió que la transición verde de la nación debe estar respaldada por un suministro estable de energía y pidió una evaluación en profundidad de la crisis energética antes de establecer objetivos a corto plazo para alcanzar las emisiones máximas. La producción de carbón, gas natural y petróleo sigue siendo importante para el éxito y la seguridad del país, dijo. Aún así, China ha avanzado con un aumento en la capacidad de energía renovable, incluido un proyecto solar y eólico de 100 gigavatios.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)