Chile amenaza con emprender acciones legales para que minera revele sus reservas de litio

Chile amenaza con emprender acciones legales para que minera revele sus reservas de litio

Los reguladores chilenos han amenazado a Albemarle Corp con acciones legales, exigiendo que para este fin de semana la principal minera de litio del mundo presente un plan para entregar datos sobre sus reservas del metal para baterías. La agencia nuclear chilena CCHEN, que también otorga licencias para las exportaciones de litio, dijo que Albemarle no había proporcionado datos de reservas adecuados más de un año después de que el regulador lo solicitara.

Según las presentaciones obtenidas por Reuters, en 2016, Chile aprobó a Albemarle aumentar la producción del salar de Atacama, rico en litio, con la condición de que la minera demuestre que sus reservas podrían sustentar el aumento de producción. La carta le da al minero con sede en EE. UU. Cinco días a partir del 4 de enero para entregar la información o explicar cómo y por qué debe permanecer confidencial.

Albemarle es uno de los dos mineros de litio autorizados a operar en el codiciado piso, hogar de casi una cuarta parte del suministro mundial actual de metal blanco. “Hasta la fecha, sus representantes no han cumplido con la entrega de la información solicitada», escribió CCHEN a Ellen Lenny-Pessagno, gerente de país de Albemarle en Chile. “CCHEN se reserva el derecho de ejercer sus poderes legales … en el caso de que la información no se entregue de manera oportuna», dijo la agencia en la carta.

El director de CCHEN, Jaime Salas, dijo a Reuters por correo electrónico que tales acciones incluían las disponibles para la agencia bajo la ley chilena. En particular, la disputa comenzó a fines de 2019, poco después de que Albemarle presentara un informe a CCHEN describiendo sus reservas de litio. El regulador cuestionó la metodología y las conclusiones, pero Albemarle se negó a proporcionar más detalles, diciendo que las reglas de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos le impedían hacerlo, según muestran los documentos.

La CCHEN rechazó ese argumento inicial, señalando que los “requisitos de las instituciones extranjeras no son exigibles ni aplicables en Chile». En septiembre, Albemarle dijo en una carta a CCHEN que los funcionarios de la agencia podían visitar sus oficinas para ver “la documentación adicional solicitada», pero solo si CCHEN aceptaba “ciertos requisitos de confidencialidad».

CCHEN depende en parte de los mineros para proporcionar datos sobre las reservas de Atacama. El acuerdo que alcanzó con Albemarle requiere que el minero cumpla con sus condiciones o se arriesgue a la suspensión de su licencia de exportación.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)