CEO de Sierra Metals: «Hemos tenido resultados sólidos de producción en segundo trimestre»

CEO de Sierra Metals: «Hemos tenido resultados sólidos de producción en segundo trimestre»

La productividad trimestral de las minas Yauricocha, en Perú,  y Bolívar, en México, ambas de Sierra Metals, fue «negativamente impactada por los estados de paralización de labores impuestos por los gobiernos peruano y mexicano con el fin de contener el avance de la pandemia del COVID-19», admite la empresa en un comunicado. 

En ambas minas, conforme se mantuvieron las actividades esenciales, Sierra Metals operó a capacidades reducidas durante los meses de abril y mayo. Estas restricciones fueron levantadas para las compañías mineras en junio, y la compañía comenzó a convocar a sus empleados y empezó el reinicio de sus operaciones a su máxima capacidad. La mina Cusi permaneció en cuidado y en mantenimiento durante el trimestre, debido a su proximidad a comunidades urbanas.

«La compañía ha tenido resultados sólidos de producción en el segundo trimestre, a pesar de las implicancias negativas de la paralización de actividades ocurrida debido a la pandemia del COVID-19», sostuvo Luis Marchese, presidente y CEO de Sierra Metals. «En Yauricocha y en Bolívar, la compañía ha sido capaz de mantener las actividades esenciales, a la vez que se cumplía a cabalidad con los protocolos gubernamentales dispuestos durante el estado de emergencia». 

Con respecto a Cusi, el ejecutivo refirió que «en la medida que la mina Cusi permaneció en cuidado y mantenimiento debido a su proximidad a centros urbanos, nos encontramos trabajando un proceso que nos permitirá reincorporar a nuestros trabajadores de forma segura a la mina y comenzar con las labores de producción a nuestra máxima capacidad». 

La producción consolidada de cobre ha permanecido consistente al haber producido 9.7 millones de libras, la de plata ha decrecido en 32% a 0.6 millones de onzas, la de plomo cayó en 21% a 6.4 millones de libras, la de zinc disminuyó en 17% a 13.7 millones de libras, mientras que la producción consolidada de oro aumentó en 9% a 2,762 onzas. Todos estos indicadores tienen como referencia la producción alcanzada en el segundo trimestre de 2019.

La producción consolidada de plata se contrajo debido a que no hubo producción en la mina Cusi durante el trimestre, mientras que la producción de oro se incrementó largamente debido a mayores leyes obtenidas en la mina Bolívar.

La mina Yauricocha procesó 202.534 toneladas durante el segundo trimestre, representando un decrecimiento interanual del 20%. La caída ha sido el resultado del estado de emergencia impuesto por el Gobierno peruano, que permaneció en vigencia hasta el 4 de junio. Sierra Metals afirma que la mina Yauricocha posee la flexibilidad operacional de recuperar parte de la producción perdida.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)