CEO de AESA: «Habrá una transición del tajo abierto a lo subterráneo en el Perú, un ejemplo es Yanacocha»

CEO de AESA: «Habrá una transición del tajo abierto a lo subterráneo en el Perú, un ejemplo es Yanacocha»

AESA es una empresa de servicios mineros del Grupo Breca, el mismo que controla Minsur y es accionista mayoritario de Marcobre, la compañía que construye Mina Justa en Ica. En 2019 un récord en ventas, iniciando nuevos proyectos e importantes rampas en proyectos existentes, y ahora la empresa trabaja principalmente, según contó Gianflavio Carozzi, su CEO, en una entrevista concedida al Global Business Report, “con operaciones de minería subterránea de tamaño mediano y grande, pero hace dos años la compañía comenzó a trabajar con operaciones a cielo abierto cuando estaban comenzando a hacer la transición a subterráneas”. 

Refiere el ejecutivo que la gran minería en Perú “tiende a ser operaciones a cielo abierto más que subterráneas, con algunas excepciones” pero desde AESA olfatean  que “habrá una transición de tajo abierto a subterráneo, ya que se vuelve mucho más costoso extender la vida útil de la mina en estas operaciones como tajo abierto”.

“Ya estamos viendo algo de migración, por ejemplo con Yanacocha”, dice Carozzi. “En Yanacocha hemos completado nuestro cuarto proyecto de exploración subterránea, que debería migrar a producción en el corto plazo. El siguiente paso será un gran proyecto de sulfuros que prolongará significativamente la vida útil de la mina Yanacocha”.

AESA, asevera el ejecutivo,  trabaja no solo en mejorar las operaciones que tienen a su cargo actualmente, sino también en “incrementar nuestra oferta de servicios para controlar todo el ciclo” minero. “Cuantos más servicios en el ciclo podamos controlar, mayor será la productividad que podamos ofrecer a nuestros clientes”, añade. “Hemos identificado nuevos objetivos de clientes”.

Sostiene que hay mucho espacio para nueva tecnología en las operaciones mineras subterráneas: “Algunos de los principales riesgos en la minería subterránea donde las tecnologías pueden ayudar son la caída de rocas, los gases, la interacción entre máquinas y personas, las inundaciones y los asociados con el uso de explosivos”, aunque resalta que “la tasa de adopción de nuevas tecnologías sigue siendo lenta en la minería subterránea en Perú, pero definitivamente está aumentando”.

Para implementar tecnologías, se necesita cierto nivel de infraestructura en la mina y desde AESA comienzan a notar que  “los clientes comienzan a realizar movimientos importantes en la dirección del desarrollo de la infraestructura y el cambio de gestión para crear el clima adecuado para que las tecnologías innovadoras se incorporen a las minas”.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)