Camisea: exministro Iván Merino indica qué puntos deben ser renegociados, según su parecer

Camisea: exministro Iván Merino indica qué puntos deben ser renegociados, según su parecer

El exministro de Energía y Minas, Iván Merino, quien acompañó al expresidente del Consejo de Ministros Guido Bellido a dejar una carta en las oficinas de Pluspetrol en Lima para iniciar negociaciones con respecto a Camisea (Pluspetrol es el principal accionista de Camisea y, por norma, quien debió iniciar las gestiones de renegociación es Perupetro), sostuvo que uno de los principales puntos a considerar son el incremento de reservas porque el país, hace mucho, vive “con los goles de Cubillas” con relación al gas natural.

Otra arista de la renegociación, dijo el exministro en una conferencia virtual organizada por el Colegio de Ingenieros del Perú, debe ser el “acceso de la población al gas natural” dado que este “no significa un gran porcentaje del total del gas”. Sostuvo que también se debe debatir el extremo de impuestos y regalías al Estado “en vista de cómo serán las ganancias del consorcio a futuro”. Merino creo que en la renegociación se debe garantizar el suministro del hidrocarburo y “dar acceso a Petroperú al GLP”.

También subrayó que “todos los actores locales deben tener acceso a la tecnología” del consorcio, además de programar futuras inversiones. “Si se tiene un equipo adecuado, sí es posible generar un nuevo pacto, un nuevo contrato, obviamente por acuerdo de las partes”, dijo. El consorcio Camisea tiene un contrato de concesión hasta el 2040.

Para el exministro, “la demanda se crea” porque “los países más poderosos han creado infraestructura” y “la infraestructura ha creado demanda”. Para ejemplificar su frase, el exministro recordó que Rusia y Estados Unidos construyeron kilómetros y kilómetros de líneas de ferrocarriles. “Son casos típicos donde la demanda se crea”. Según el exministro, las reservas de gas natural que quedan en Camisea no son muchas y ahora deben intensificarse los trabajos de exploración. Para Merino, la renegociación no debe durar más de dos meses.

En el 2000, el Estado peruano adjudicó la exploración y explotación del depósito al consorcio hoy compuesto por las empresas Sonatrach, Hunt Oil, Repsol, Tecpetrol, SK Innovation y Pluspetrol. Camisea sostiene que ha promovido y propuesto diferentes alternativas para lograr la llegada del gas natural a todas las familias y rincones del Perú y para esto “es fundamental la promoción de la demanda y la inversión en infraestructura por parte del Estado”. Además, Camisea produce gas gracias al cual se genera el 40% de la electricidad que se consume en el país. 

La empresa también señala que entre las regalías (37.24%) e impuestos (30%) pagados directamente por el consorcio, el Estado peruano recibe “gran parte de los ingresos” de Camisea. “Desde los inicios de la operación y hasta el año 2019, el proyecto ha transferido más de S/40,000 millones al Estado peruano. El Cuzco, en particular, ha recibido más de S/20,000 millones, lo que equivale a más de S/1 millón al día”.

Actualmente en el Perú hay reservas de gas natural suficientes para abastecer a más de 20 millones de hogares, “cifra que excede largamente los 8 millones de hogares en el país, descontando lo que se exporta”. Refirió la compañía que su exportación ha generado un ingreso a las arcas estatales de US$4,300 millones en regalías. También indican que, a pesar de ello, solo del Lote 88, el 25% del gas natural que se extrae del subsuelo debe ser reinyectado al reservorio dado que «no existe suficiente demanda en el mercado local».

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)