Brasil facilitará concesión de licencias de proyectos de minerales estratégicos

Brasil facilitará concesión de licencias de proyectos de minerales estratégicos

El gobierno brasileño ha emitido una lista de metales específicos cuya producción pretende impulsar a través de una política recientemente establecida que busca identificar proyectos de minerales considerados de especial interés para el país. La Política de Minerales Estratégicos garantiza el apoyo a las empresas involucradas en la exploración y extracción de una variedad de productos básicos, que incluyen potasa, mineral de hierro, oro y metales de baterías como litio, cobalto y níquel.

El respaldo del gobierno se enfocará en facilitar el proceso de concesión de licencias y agilizando el diálogo entre la agencia ambiental responsable de llevar a cabo el proceso de concesión de licencias ambientales y autoridades como los órganos de gestión de las Unidades de Conservación, la Fundación Nacional Indígena (Funai), el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra) y el Instituto Nacional de Patrimonio Histórico y Artístico (Iphan).

Tener un proyecto de cualquiera de los minerales listados no califica automáticamente a una empresa para acceder al programa, dijo Adriano Drummond Trindade, abogado brasileño especializado en el sector minero. “Cada proyecto tiene que ser evaluado caso por caso por el gobierno, sin embargo, esta parece ser una iniciativa importante para ayudar a navegar a través de las diversas entidades públicas involucradas en la concesión de permisos para un proyecto minero”, dijo a Mining.com. Trindade explica que la política estratégica de minerales está a cargo del Programa de Asociaciones de Inversión (PPI), que es un organismo gubernamental dedicado a ampliar y acelerar la implementación de proyectos con la participación del sector privado en Brasil.

Una empresa que tiene un proyecto de un mineral considerado estratégico puede solicitar asistencia al PPI siempre que cumpla con criterios específicos, dijo. Para que un mineral se considere esencial para el desarrollo de Brasil, debe encajar en una de tres categorías. Brasil depende actualmente de las importaciones de dichos minerales para abastecer a sectores clave de la economía. Este es el caso del potasio y el fosfato, ingredientes principales para la producción de nutrientes de los cultivos.

Brasil importa alrededor del 96.5% del cloruro de potasio que utiliza para fertilizantes y también es el mayor importador de potasa. Según las últimas cifras oficiales, compró 10.4 millones de toneladas en 2019. Los minerales utilizados en productos y procesos de alta tecnología, como los elementos de tierras raras y el litio, también se consideran estratégicos y se puede esperar que los proyectos relacionados se aceleren. El tercer grupo lo conforman los minerales esenciales para la economía local por la generación de un superávit en la balanza comercial del país, como el mineral de hierro y el niobio.

Las empresas que operan y exploran en Brasil buscan principalmente mineral de hierro (el país es el segundo mayor productor mundial del ingrediente siderúrgico después de Australia) y oro, aunque la nación también tiene grandes reservas de potasa, bauxita, manganeso y petróleo.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)