BHP y Woodside acuerdan fusionarse para crear una de las princiales empresas de petróleo y gas del mundo

BHP y Woodside acuerdan fusionarse para crear una de las princiales empresas de petróleo y gas del mundo

El grupo minero BHP venderá su negocio petrolero a Woodside Petroleum en una fusión mediante la que se creará un nuevo productor de petróleo y gas. A través de un comunicado, Woodside dijo que la combinación de ambas carteras crearía la compañía de energía más grande que cotiza en la bolsa australiana. Además, se ubicaría entre las 10 principales empresas de la industria de gas natural licuado por producción.

Asimismo, señalaron que el negocio combinado consistirá en una base de activos convencionales que produce 200 millones de barriles; una mezcla diversificada de 46% de gas natural licuado, 29% de petróleo condensado y 25% de gas y líquidos domésticos; un alcance geográfico con producción en la costa este y occidental de Australia, Golfo de México de Estados Unidos y Trinidad y Tobago, y reservas de más de 2 mil millones de barriles diarios compuestas por un 59% gas y 41% líquidos.

Meg O’Neill, directora general y directora ejecutiva de Woodside, aseguró que la fusión genera un balance más sólido, un mayor flujo de caja y una solidez financiera duradera. “Las capacidades comprobadas de Woodside y BHP brindarán valor a largo plazo para los accionistas; a través de nuestra cartera equilibrada y geográficamente diversa de activos operativos de nivel 1; y oportunidades de crecimiento de bajo costo y bajas emisiones de carbono”, aseveró.

En tanto, Mike Henry, consejero delegado de BHP, indicó que la unión de los activos de ambas empresas brindará opciones a los accionistas y permitirá que el capital se despliegue en oportunidades de gran calidad. “La fusión de nuestros activos petroleros con Woodside creará una organización con la escala, la capacidad y la experiencia para satisfacer la demanda global de recursos clave de petróleo y gas que el mundo necesitará durante la transición energética”, comentó.

La salida de BHP del petróleo, actividad que solo representaba el 5% de sus beneficios anuales, forma parte de su plan de abandonar los combustibles fósiles por la presión de los inversores y los gobiernos, preocupados por el medio ambiente. Mike Henry, anunció que la empresa sigue comprometida con el carbón utilizado para la fabricación de acero. Esta rama petrolera de BHP está valorada en más de US$18,000 millones. Mike Henry  ha buscado en todo momento focalizar la empresa hacia los metales y los minerales. 

Los accionistas de BHP recibirán como pago una participación del 48% en el grupo fusionado. Estas decisiones, que están acompañadas de un récord de flujo de caja libre para este año y de 10.000 millones de dividendo suponen un momento clave para el director ejecutivo de la compañía.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)