Barrick avanza con su proyecto de expansión de US$1,300 millones en su mina Pueblo Viejo

Barrick avanza con su proyecto de expansión de US$1,300 millones en su mina Pueblo Viejo

La mina Pueblo Viejo, de Barrick, y las partes interesadas clave acordaron la supervisión independiente dirigida por el gobierno de República Dominicana de los estudios estratégicos de evaluación de impacto ambiental y social para la nueva instalación de almacenamiento de relaves. Esta instalación, que forma parte de un proyecto de expansión que requerirá una nueva inversión inicial de Pueblo Viejo de US$ 1,300 millones, es clave para que la mina continúe operando más allá de 2021 y podría extender la vida útil de la operación más allá de 2040, respaldando la producción anual en exceso de 800,000 onzas.

“El proyecto de expansión tiene el potencial de permitir que Pueblo Viejo convierta aproximadamente 9 millones de onzas de recursos medidos e indicados en reservas probadas y probables”, dijo el presidente y director ejecutivo de Barrick, Mark Bristow.

El acuerdo llega después de más de un año de compromiso con las comunidades que podrían verse afectadas directa o indirectamente por la instalación propuesta y es un paso importante para comenzar el trabajo de campo y avanzar en el proceso de permisos, informó Barrick. La investigación independiente será realizada por una firma internacional líder de especialistas y se llevará a cabo en paralelo con los estudios ambientales y de ingeniería de la minera de capitales canadienses.

Los estudios garantizarán el cumplimiento de las normas y regulaciones ambientales aplicables, incluidas las acciones para la protección de las aguas superficiales y subterráneas, la biodiversidad y el patrimonio cultural.

“En Barrick tenemos un compromiso con la minería responsable y la transparencia, por lo que damos la bienvenida a este tipo de iniciativas. Desde 2013 hasta julio de 2021, Barrick Pueblo Viejo ha pagado más de US$ 2,900 millones en impuestos directos e indirectos y el año pasado sus exportaciones representaron el 37% del total de exportaciones de activos nacionales”, explicó Bristow. “Barrick también ha comenzado a trabajar en el desarrollo de un agronegocio local que se integrará en la instalación de relaves y creará un beneficio adicional para la comunidad”.

El operador anterior de Pueblo Viejo, Rosario Dominicana, abandonó efectivamente la mina en 1995 sin un cierre adecuado, lo que la dejó con un importante problema de contaminación del agua. Cuando Barrick se hizo cargo del activo, lanzó la campaña de limpieza ambiental más grande en la historia del país, y la calidad del agua de los acuíferos alrededor de la operación ha mejorado significativamente.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)