Australia tendrá que depender menos de las exportaciones de mineral de hierro

Australia tendrá que depender menos de las exportaciones de mineral de hierro

Australia tendrá que acostumbrarse a depender menos del mineral de hierro, ya que las previsiones del gobierno muestran que la caída de los precios del material siderúrgico provocará una fuerte caída en sus ingresos por exportaciones de recursos dentro de dos años.

Se prevé que los precios del mineral de hierro, que se han reducido a la mitad desde mayo debido a la caída de la demanda de China, promediarán por debajo de los US$100 la tonelada el próximo año, dijo el Departamento de Industria, Ciencia, Energía y Recursos en su último informe trimestral publicado el jueves, reseñado por Bloomberg. El precio se cotiza actualmente a unos US$112 la tonelada.

La caída de precios es el principal catalizador del pronóstico del departamento de que los ingresos de todas las exportaciones de productos básicos y energía caerán de un récord de 349.000millones de dólares australianos (US$253.000 millones) en el año hasta el 30 de junio de 2022, a 299 mil millones de dólares australianos un año después. En los dos años a partir de junio de 2021, se espera que la cantidad que el mineral de hierro contribuye a las ventas de recursos de Australia se reduzca de aproximadamente la mitad a un tercio.

«Los precios del mineral de hierro parecen haber alcanzado su punto máximo», dijo el departamento. Se espera que las ganancias del material durante los próximos dos años disminuyan drásticamente, anunciaron, y agregó que los ingresos totales por exportación de recursos caerán en el período «y se espera que el crecimiento económico mundial sea más moderado y el precio de las materias primas se debilite».

Junto con un golpe para los mineros gigantes, incluidos BHP Group y Rio Tinto Group, la caída de los ingresos podría tener un gran impacto en la posición presupuestaria de Australia, que ha caído en un déficit masivo debido al estímulo pandémico y al gasto de rescate.

Siempre según Bloomberg, las perspectivas de exportación a largo plazo de Australia también se ven complicadas por el empeoramiento de su disputa geopolítica con China, que se ha traducido en represalias comerciales contra las importaciones de una variedad de productos, incluidos el carbón, la cebada, el trigo y el vino.

Si bien el mineral de hierro que genera mayores ingresos aún no se ha visto afectado por la disputa, a principios de este año Pekín se comprometió a reducir su dependencia de terceros para el material siderúrgico durante los próximos cinco años. Por el momento, Australia sigue siendo responsable de más del 60% de las importaciones de mineral de hierro de China.

Más allá del mineral de hierro, el informe dijo que las perspectivas para las exportaciones de minerales de Australia siguen siendo sólidas a corto plazo, ya que la economía mundial se recupera del impacto de la pandemia covid-19. 

Sin embargo, los factores de riesgo persisten, incluido un pico de inflación global que podría conducir a tasas de interés más altas, la escasez de chips semiconductores y un mayor deterioro de la relación comercial con China. Los problemas logísticos exacerbados por la pandemia persisten, con la escasez de contenedores y otros bloqueos de la cadena de suministro que impactan negativamente en el comercio y la producción mundiales, y contribuyen a la presión al alza de los precios.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)