Australia pone en la mira el acoso sexual en campamentos mineros

Australia pone en la mira el acoso sexual en campamentos mineros

(Reuters) La industria minera de Australia se está preparando para una investigación del gobierno que se espera arroje luz sobre el acoso sexual en el oeste rico en minerales del país, mientras el sector lucha con una grave escasez de habilidades y una baja representación femenina. Las condiciones en los campos mineros de Australia Occidental han empeorado el acoso sexual, dicen los críticos, y el problema ha llevado a la industria a tomar una posición en contra de una cultura que, según dicen, tiene que cambiar.

Los principales mineros, incluidos BHP Group, Rio Tinto y Fortescue, se encuentran entre los que se espera que realicen presentaciones a la investigación del gobierno estatal, que hará recomendaciones al parlamento de Australia Occidental en abril de 2022. Las presentaciones se cierran hoy viernes y se harán públicas la próxima semana.

Los trabajadores suelen vivir en campamentos aislados de «entrada y salida» (FIFO en inglés por ‘fly-in, fly-out‘) durante quince días a la vez en el cinturón minero de Australia Occidental, la fuente de gran parte de la prosperidad económica del país.

Una joven empleada anteriormente en una de las compañías mineras más grandes de Australia dijo a Reuters que, si bien su equipo era «acogedor, sensible y consciente», esa actitud no siempre se replicaba bajo tierra. «Si usted es un empleado nuevo y ya hay entre 8 y 10 mineros hombres allí, tiende a aceptar algunas cosas aquí o allá que normalmente no acepta», dijo la mujer, que se negó a ser identificada. «Como decir palabrotas o lanzar la palabra ‘c’ (cunt, que en inglés tiene una connotación vulgar) como si nada».

En su experiencia, sus colegas masculinos la respetaron en gran medida, pero ella dijo que cuando hay un grupo de ellos «la cultura se perpetúa».

Las mujeres representan aproximadamente uno de cada cinco trabajadores de FIFO y los críticos dicen que las instalaciones de recreación se han convertido en centros para beber alcohol y crearon culturas de campamento pobres que los mineros deben abordar.

«Hay ciertos problemas geográficos y de otro tipo que hacen de los campamentos FIFO un área particular de alto riesgo; parte de eso es la demografía que se encuentra en el sitio», dijo Owen Whittle, portavoz de UnionsWA, que representa a 30 grupos de trabajadores y hará una presentación a la consulta.

Whittle dice que los mineros y los contratistas deben invertir en las instalaciones de la mina y en las prácticas de salud y seguridad, particularmente en los campamentos más pequeños. Dijo que el acoso sexual debe verse como un problema sistémico, en lugar de una serie de incidentes no relacionados con los que debe lidiar la policía.

En un informe de 2020, la investigación de la Comisión Australiana de Derechos Humanos sobre el acoso sexual encontró que el 74% de las mujeres en la industria minera habían experimentado alguna forma de acoso sexual en los últimos cinco años, en parte debido al desequilibrio de género.

Las tres mineras más grandes de Australia, BHP, Rio Tinto y Fortescue, no tuvieron una respuesta inmediata a las solicitudes de comentarios adicionales, pero han hablado anteriormente sobre las medidas que están tomando para abordar los problemas, incluidos los esfuerzos para aumentar el número de mujeres en su fuerza laboral.

BHP ha tenido como objetivo una división de género 50-50 para 2025. Rio se esfuerza por aumentar la representación de las mujeres en 2 puntos porcentuales cada año. 

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)