Así se arranca una chancadora Metso Outotec tras una prolongada detención

Así se arranca una chancadora Metso Outotec tras una prolongada detención

Por Ricardo Rivera, jefe de Soporte Técnico y Chancadoras de Metso Outotec Perú

La inspección y el correcto arranque de la chancadora permitirá que el equipo opere de manera correcta después de una larga detención. Este artículo aparece en la edición 81 de la revista Energiminas.

La operatividad de las chancadoras es sumamente importante. Por eso, será necesario tomar en cuenta las siguientes consideraciones y recomendaciones para la buena operatividad de los equipos de chancado, antes de arrancarlos. La inspección y el correcto arranque de la chancadora permitirá que el equipo opere de manera correcta después de una larga detención.

Antes de arrancar el equipo es imprescindible verificar que no haya fugas de aceite.

En primer lugar, es importante realizar una inspección general al equipo, esto comprende revisar los componentes principales, como la cabeza, el tazón, el anillo de ajuste, bastidor principal, contraeje, sistema de transmisión y que la cámara de chancado se encuentre libre de carga u otros materiales, de ser necesario active la función de despeje para liberarla. Asimismo, será vital revisar el estado del sistema de lubricación y el sistema hidráulico, lo que involucra el estado de aceite de lubricación, el nivel de aceite en tanque, la presencia de agua entre otros; para ambos casos, se recomienda realizar un análisis del aceite para conocer las condiciones actuales.

De igual manera, antes de arrancar el equipo es imprescindible verificar que no haya fugas de aceite en los diferentes circuitos del sistema de lubricación e hidráulico y realizar una inspección general del motor eléctrico principal y los motores eléctricos de los sistemas auxiliares. Por último, antes de encender la bomba de lubricación, será imprescindible comprobar la temperatura establecida. De ser necesario, se pueden encender los calentadores de aceite para alcanzar la temperatura adecuada.

Realizada la inspección general al equipo, se puede poner en funcionamiento el sistema de lubricación y el sistema hidráulico y verificar su funcionamiento. Para el primero es importante corroborar que la operación esté dentro de los parámetros recomendados y que la condición de los filtros de aceite sea la adecuada, esta condición la podemos constatar visualmente retirando el filtro, con el indicador de condición o con el sensor de presión diferencial, de acuerdo a lo que aplique en cada equipo; si requiere un cambio, realizarlo antes de arrancar la chancadora.

Asimismo, será vital revisar el estado del sistema de lubricación y el sistema hidráulico.

Una vez encendido el sistema hidráulico, se debe comprobar que esté operando conforme a los parámetros recomendados (presiones de tramp release y clamping) y que la operatividad de las principales funciones del sistema sean las correctas. Por último, antes de proceder al arranque del motor principal de la chancadora, se debe corroborar que todas las protecciones establecidas en la lógica de control estén totalmente operativas.

Seguidamente, se puede proceder con el encendido de la chancadora en vacío por un periodo de no más de 30 minutos. Es muy importante examinar que los parámetros de operación en vacío se encuentren dentro de los rangos recomendados de operación.  

Concluida la revisión de los parámetros de la chancadora en vacío, se puede continuar con la alimentación de carga siempre de manera gradual (25%,50%, 75%, 100%), confirmando en todo momento que los parámetros se encuentren dentro de los rangos recomendados. Si durante el arranque de la chancadora se detecta alguna condición fuera de lo normal se debe parar de inmediato el equipo para inspeccionar y evaluar las condiciones que estén generando el comportamiento fuera de lo normal.

Finalmente, luego del arranque de los equipos se recomienda volver a tomar muestras de aceite para determinar el estado de los aceites de lubricación e hidráulico.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)