Antofagasta Minerals suspende por 120 días contratos con firmas contratistas

Antofagasta Minerals suspende por 120 días contratos con firmas contratistas

Frente a la imposibilidad de realizar trabajos de forma normal producto de la emergencia sanitaria generada por el coronavirus, Antofagasta Minerals decidió suspender por 120 días los contratos con parte de las empresas colaboradoras que están construyendo el proyecto INCO de su unidad minera Los Pelambres.

“Queremos mantener una relación contractual con la mayor parte de las empresas contratistas con las que hoy estamos trabajando, pero debemos aceptar que, dadas las condiciones actuales, muchas no pueden hacer el trabajo para el cual están contratadas”, explicó Francisco Walther, vicepresidente de Proyectos de Antofagasta Minerals.

Por esta razón, en lugar de poner fin ahora a todos los contratos del proyecto, como han hecho otras empresas, la compañía ofreció este camino. “Es una suspensión temporal, que se aplica por la imposibilidad de continuar con las labores de construcción del proyecto según estaba originalmente previsto, y que se irá revisando periódicamente. Esperamos retomar los trabajos tan pronto podamos hacerlo, ojalá mucho antes del tiempo definido como plazo inicialmente”, comentó Walther.

Las condiciones que regirán para las empresas contratistas durante este período de congelamiento de la relación contractual serán convenidas en los próximos días, caso a caso. Sin embargo, se buscará mantener, cuando sea posible, un ingreso de 500 mil pesos chilenos brutos (alrededor de S/2,000 al tipo de cambio actual) por cada trabajador y evitar poner fin en este momento a la relación laboral. 

Adicionalmente, si legalmente procediese, este beneficio se sumaría a los que eventualmente puedan corresponder conforme a la ley.

“Todos debemos hacer un esfuerzo para que el costo de esta crisis afecte lo menos posible a los trabajadores contratistas del proyecto INCO. Por eso, como compañía estamos haciendo un aporte de recursos para que, cuando sea posible, estas personas no queden sin ingresos en estos difíciles momentos”, indicó Walther.

El proyecto INCO consiste en reforzar la capacidad de procesamiento de mineral mediante la instalación de una nueva línea de molienda y una nueva línea de flotación en la planta Piuquenes, ubicada dentro de las instalaciones productivas de Los Pelambres, en la comuna de Salamanca, para alcanzar la tasa de procesamiento de mineral máxima ambientalmente aprobada.

Además, el proyecto contempla montar una planta desalinizadora de ósmosis inversa, obras marinas de captación de agua de mar y descarga de salmuera, y un sistema de impulsión-conducción del agua desalinizada entre la estación de bombeo ubicada en las instalaciones industriales de Los Pelambres en Puerto Punta Chungo y la estación de recirculación existente y operando en el área industrial El Mauro. La planta desalinizadora tendrá una capacidad de producción de 400 l/s de agua desalada de calidad industrial, proyectándose su uso como respaldo en períodos de escasez hídrica.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)