Anglo American, cada vez más cerca de revolucionar el negocio minero con el hidrógeno como combustible

Anglo American, cada vez más cerca de revolucionar el negocio minero con el hidrógeno como combustible

Los camiones de las minas de Anglo American consumen 3,000 litros de diésel al día, informó Julian Soles, jefe de desarrollo tecnológico de la minera con sede en Londres pero que en el Perú construye la mina Quellaveco, de US$5.300 millones de inversión. Ahora la empresa ha iniciado su programa de acarreo minero con el hidrógeno como combustible y así esperan reducir en un 80% las emisiones asociadas con el consumo de diésel en cada mina. El plan que inicia en su mina de platino Mogalakwena, en Sudáfrica, también será replicado en Quellaveco, en Moquegua.

“Si te alejas un poco y observas lo que intentamos hacer, es de locos”, dijo Chriss Voorhees, CEO de First Mode, una de las empresas involucradas en hacer de este desafío, una realidad. En setiembre del año pasado, Anglo y First Mode, una compañía de ingeniería con sede en Seattle, hizo las pruebas del motor conceptual que impulsará un Komatsu de más de 200 toneladas de peso a hidrógeno. El test fue positivo y ahora el motor está siendo implementado en el camión, en Sudáfrica. Según una presentación de diciembre de Anglo American ante inversionistas, el camión se prepara para comenzar las pruebas en este primer trimestre del 2022.

Mark Cutifani, consejero delegado de Anglo American, dejará el puesto en abril de 2022, pero antes pretende despedirse legando una empresa financieramente en forma y algunos pasos por delante de sus competidores en camino a la sustentabilidad. En una presentación para inversionistas, el ejecutivo desplegó datos de los avances de la minera para tantos frentes. Uno de los más emocionantes es el cambio disruptivo de camiones mineros de diésel a hidrógeno. 

“En nuestro camión de hidrógeno, el proyecto piloto avanza bien en Sudáfrica, en Mogalakwena”, dijo Cutifani. “En primer lugar, no estamos construyendo una unidad de prueba que pueda circular por un aparcamiento durante 10 o 15 minutos. Se trata de 2 MW en pleno funcionamiento con funcionalidad completa en la mina, un camión totalmente utilizable que se carga, transporta y descarga material en la trituradora. Es una unidad de 290 toneladas de capacidad. Es el verdadero negocio. Nadie lo ha hecho todavía, esta es la primera vez y está al menos dos años por delante de nuestros competidores”. 

El entusiasmo de Cutifani es real y no es poca cosa. A la sostenibilidad del negocio, Anglo le sumará el abandono del diésel por el hidrógeno para el acarreo de minerales. Esta permutación será económicamente muy beneficiosa para la empresa. En la gran minería a tajo abierto, uno de los costos más elevados (y volátiles) es el relacionado a los combustibles. 

El ejecutivo de Anglo dijo que el camión a hidrógeno, al menos así lo esperan, estará operativo “a principios del próximo año”. A pesar de tener la tecnología avanzada y la experiencia ganada, Cutifani sostuvo que avanzarán con prudencia. “Terminaremos las pruebas y luego pasaremos a la segunda fase, y después de eso, esperaríamos comenzar a cambiar las flotas de camiones alrededor de 2024”. Y añadió: “Buscaríamos reemplazar nuestra flota global de camiones, que es de alrededor de 400 camiones, durante los próximos 10 años”. 

Según Cutifani, el plan de reemplazo de camiones de diésel a hidrógeno avanzará a un ritmo de “10 camiones por vez, lo que incluye la unidad de electrolizador que va con esos camiones, e implementaríamos progresivamente ese cambio”.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)