Alcaldes de Ayacucho dicen que la minería contamina sus aguas; «Hay que investigar», pide el Minem

Alcaldes de Ayacucho dicen que la minería contamina sus aguas; «Hay que investigar», pide el Minem

Ayer el ministro de Energía y Minas, Jaime Gálvez Delgado, asistió a una reunión entre una comitiva del Gobierno y las autoridades de las provincias de Lucanas, Parinacochas y Páucar del Sara Sara, localidades al sur de la región Ayacucho, y que se pronlongó por siete horas. La reunión tuvo por finalidad atender las preocupaciones respecto a la preservación de las fuentes de agua, y hoy, en declaraciones a la radio La voz de Puquio, dijo que si fuera necesario que un organismo internacional evaluara las condiciones del agua que consume la población local, “se evaluará”. “Por el momento nuestra posición es que haya total transparencia para recuperar la confianza”, dijo el ministro.

Los reclamos de al menos dos alcaldes provinciales -Walter Antayhua Cuadros, de Parinacochas, y Alfonso Moya Mora, de Lucanas- son con respecto a la actividad minera en la zona. Refieren ambos que es esta la culpable de la contaminación del agua que beben los ciudadanos. Ayer, una pobladora afirmó tener cáncer como consecuencia de ingerir agua contaminada con arsénico y culpó a la actividad minera de su mal.

El ministro sostuvo que se debe investigar y transparentar los resultados para descubrir científicamente si la presencia de metales pesados en las aguas del sur de Ayacucho son producto de la actividad minera o es un capricho de la naturaleza. 

“La minería tiene que ser responsable y cuidadosa con el medio ambiente y las entidades en conjunto con el OEFA y los dirigentes tiene que verificarlo”, dijo el ministro Gálvez. Añadió que avanzará con las gestiones para corroborar que el agua está contaminada y declaró que el laboratorio certificado o la entidad académica que haga el estudio puede ser elegido por los mismo alcaldes del sur de Ayacucho para evitar suspicacias. 

“Hay una enorme preocupación por la salud de la población porque pudieran estar tomando agua con metales pesados y esa es una preocupación totalmente legítima, y tenemos que atender ese problema”, dijo el ministro. “No podemos permitir que nuestra población tome agua que no sea potable y no esté totalmente limpia”.

Los alcaldes de Parinacochas y Lucanas, sin embargo, pidieron que sean veedores internacionales los que realicen la tarea de determinar si el agua que consumen los ciudadanos del sur de Ayacucho está libre de metales pesados o no y si estos guardan relación con la actividad minera en la zona. Refirieron que no les dejaron ingresar a ciertas zonas de la mina Pallancata para verificar en el lugar cómo llevan a cabo sus procesos productivos.

“Necesitamos veedores internacionales porque las mineras pueden ‘maquillar’ los resultados, pero para eso son necesarios expertos en el monitoreo para que sea serio, responsable y algo definitivo”, dijo el alcalde de Parinacochas, que además pidió la intangibilidad de las cabeceras de cuenca.  “Vamos a encargarnos de conseguir las autorizaciones y que no detengan en la entrada a las autoridades y dirigentes, pero esto debe ser coordinado”, declaró el ministro Gálvez.

Ayer el ministro explicó que la presencia de minerales en el agua no necesariamente tiene como causa la actividad minera. “Por eso es importante realizar monitoreos y estudios involucrando a la población para conocer las causas de la posible contaminación”, señaló Gálvez.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)