Abraham Chahuán: Si Perú logra poner en marcha sus proyectos mineros, se reduciría la pobreza a un dígito en una década

Abraham Chahuán: Si Perú logra poner en marcha sus proyectos mineros, se reduciría la pobreza a un dígito en una década

Este 21 de abril se realizó la Ceremonia de Juramentación del Consejo Directivo del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), periodo 2022-2024 y Abraham Chahuán Abedrrabo es el nuevo presidente de la entidad, quien refirió que la minería en los últimos treinta años ha tenido un importante despegue económico que la convirtió en el ‘booster’ que permitió que el Perú crezca y la pobreza disminuya considerablemente.

«Si comparamos las cifras de las áreas rurales que han tenido la oportunidad de tener un centro minero cercano con las que no la han tenido, vemos que las diferencias en desarrollo humano son impresionantes. Nuestro gran desafío es hacer que la población entienda que la minería es el gran motor y el por qué el Perú está como está», refirió.

Chahuán Abedrrabo lamentó la caída del país en la reciente encuesta del Instituto Fraser, donde retrocedió casi 30 puestos en apenas 3 años, ubicándose en el lugar 42 del estudio de jurisdicciones atractivas para las inversiones mineras: «Tenemos que buscar cómo conectamos sociedad, Estado y la industria minera para que eso cambie y demostrar que tenemos todas las capacidades».

Remarcó que si Perú logra poner en marcha su cartera de proyectos mineros —US$ 53,000 millones— los cuales el 70% son de cobre, se reduciría la pobreza a un dígito en una década. «Debemos mostrarle al mundo nuevamente que somos un país minero con proyección a futuro. Donde el sector público y privado unen esfuerzos para promover políticas públicas que potencien la minería peruana», dijo.

Chahuán señaló que Perú posee actualmente el 30% de recursos mundiales de cobre, lo cual le confiere una excelente oportunidad para crecer y desarrollarse en un escenario donde cada vez se fabricarán más vehículos eléctricos y la tendencia a un mundo más verde y sostenible, incrementarán considerablemente la demanda del metal rojo.

«Ese es el tipo de ventajas competitivas que debemos conseguir como país y estar preparados para ese momento —destacó—. Debemos tener las condiciones para afrontar esas demandas que seguramente darán oportunidad como hoy día en que el precio de las materias primas está en un buen nivel, y podamos aprovecharlas para el crecimiento económico y la mejora de la calidad de vida de nuestra población».

Jefe de activos de cobre y zinc para Sudamérica de Glencore, Chahuán refirió que su gestión se enfocará en lograr consolidar al IIMP como la institución referente de la minería nacional. «Es importante destacar el enorme potencial de los recursos geológicos que tenemos. Para los que hemos recorrido el Perú sabemos que nuestros recursos geológicos son inagotables. Tenemos yacimientos que tienen vida entre los 60 y 100 años, lo cual es una ventaja competitiva espectacular», dijo.

Chahuán Abedrrabo apuntó que su gestión se basará en cuatro pilares, empezando por los jóvenes profesionales que son el futuro de nuestra minería, siguiendo con el desarrollo de los asociados activos y seniors, y continuando con la proyección internacional de los profesionales vinculados a la minería. Un cuarto pilar será difundir las buenas prácticas de la minería moderna.

En otro momento, destacó la altísima capacidad de los profesionales peruanos que en las últimas décadas han logrado construir y poner en marcha diversos proyectos de talla mundial como Antamina, Cerro Verde, Las Bambas, Constancia y recientemente Quellaveco, por mencionar algunos.

Autor: Energiminas (info@prensagrupo.com)