2018, TAMBIÉN UN AÑO DE EXPANSIONES MINERAS

2018, TAMBIÉN UN AÑO DE EXPANSIONES MINERAS

Este año deben concluir las expansiones de Toquepala  y Marcona, e iniciarse las de Quecher Main, La Arena, Cerro Lindo. También se esperan los anuncios de ampliación de Las Bambas, Antapaccay y Toromocho. 

Ahora bien, la información oficial del Ministerio de Energía y Minas sostiene que en camino están las expansiones de Shahuindo, Pachapaqui, Bayóvar y Santa María. Obviando la de Cerro Lindo, estas ampliaciones suman una inversión superior a los US$4,700 millones. Actualmente se producen 2.5 millones de toneladas del metal rojo.

Este año también empezaría la inversión en el proyecto Quecher Main de Yanacocha por US$250 millones, que permitirá extender la vida útil del yacimiento hasta el 2025 aproximadamente.

 La mayoría de los involucrados en el asunto coinciden en que los conflictos, originados con razón o sin ella, retrasan los proyectos mineros. Además, por supuesto, de la engorrosa documentación. En opinión de Víctor Gobitz, gerente general de Compañía de Minas Buenaventura, que dio declaraciones a la revista Desde Adentro, de la  Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, “el Estado, muchas veces por falta de recursos, en lugar de presentarse como árbitro, se ausenta de la discusión. Es preciso que actúe como árbitro y medie en la búsqueda de acuerdos que beneficien a todos.

Actualmente, el proyecto minero se acerca a la comunidad pero no existe un marco estructurado, de modo que nadie puede precisar el tiempo ni los recursos que demandará este tipo de proceso. Ello genera incertidumbre y va en contra de la promoción de las inversiones”.

El gerente de general de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, Pablo de la Flor, aseguró que Perú puede duplicar su producción de cobre en la próxima década si se desarrollan los proyectos que el país tiene en cartera.

El país tiene una ventana de oportunidad que se cerrará cuando aumente la oferta y se ajusten los precios. “O nuestros recursos abastecerán el mercado mundial y generarán valor u otros aprovecharán la oportunidad y nuestros recursos seguirán en el subsuelo”, dijo a modo de advertencia.

Perú es el segundo productor mundial de cobre, después de Chile, pero tiene el potencial de encabezar este mercado. De la Flor se apoya en los siguientes hechos para hacer esta aseveración: la energía más barata, mayor disponibilidad de mano de obra calificada, un elevado potencial geológico y depósitos mineros de calidad.

Entre los aspectos claves para lograr ese desarrollo manifestó que es necesario que el Estado sea capaz de cerrar las brechas sociales, como el abastecimiento de servicios básicos a las poblaciones menos favorecidas. En ese sentido, dijo también que es necesario tomar medidas para asegurar que los ingresos por canon minero que entre el 2001 al 2017 sumaron S/41,000 millones “sean eficazmente utilizados”.

Este año también empezaría la inversión en el proyecto Quecher Main de Yanacocha por US$250 millones, que permitirá extender la vida útil del yacimiento hasta el 2025 aproximadamente. A esta inversión se sumaría también la ampliación de Toromocho, que pronto iniciará su construcción.

En cuanto a Toquepala, esta reporta un avance del 90%. Grupo México, la casa matriz de la minera Southern Perú, especificó que al 31 de marzo ha invertido US$968 millones del total de US$1,255 millones presupuestado para el proyecto de expansión de la unidad minera Toquepala, asentada en Tacna.

Este proyecto incluye una nueva concentradora de cobre de última tecnología, que aumentará la producción anual de cobre en 100,000 toneladas alcanzando 245,000 toneladas en el 2019, lo que implica un incremento de 69%. Se espera que inicie su producción en julio del 2018.

Southern Perú emprendió los trabajos de ampliación de la planta concentradora en noviembre del 2015, luego de lograr la aceptación social de las poblaciones Jorge Basadre y Candarave, donde se ubican la mina y las fuentes de agua, respectivamente.

Víctor Gobitz aseguró que nuestro país posee un gran potencial geológico e importantes atributos que lo posicionan como una plaza muy atractiva para las inversiones mineras en la región latinoamericana. Señaló que el Perú se ubica en uno de los cinturones polimetálicos más prolíficos del mundo y actualmente es considerado el segundo mejor destino de inversión en Latinoamérica, según el Instituto Fraser. El ejecutivo añadió que nuestro país capturó el 6% de la inversión en exploración a nivel global en el 2016 y tiene el desafío de incrementar esta cifra a 8% para el 2021.

«Perú es uno de los mejores destinos para las inversiones en exploración minera en Latinoamérica debido a que cuenta con una de las mayores reservas mundiales de metales preciosos como el oro y la plata, y metales industriales como el cobre, plomo y zinc. Ese es el primer atributo que tenemos como país», remarcó el ejecutivo.

Otro de los grandes atributos del Perú es que posee un ecosistema integrado por proveedores de bienes y servicios de clase mundial, así como por contratistas mineros, profesionales, técnicos y trabajadores que conocen todo el manejo de la actividad y tienen una larga tradición minera, lo cual permite potenciar la eficiencia de las operaciones y reducir costos a las empresas.

El Perú, con una cartera de proyectos mineros valorizada en más de US$ 58,000 millones, tanto en exploración como en explotación y ampliaciones operativas, y para el 2018 se espera que la inversión supere los US$ 5,000 millones, según cifras del Ministerio de Energía y Minas.

El actual presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) y vicepresidente ejecutivo de Gold Fields para la Región las Américas, Luis Rivera, puntualizó que las regiones de Cajamarca y Apurímac concentran más de USD 27,000 millones de inversión minera, es decir, cerca del 50% de la cartera de proyectos extractivos localizados en el Perú. No obstante, ninguno de ellos se trata de una ampliación minera, salvo Shahuindo Quecher Main, que es algo así como un balón de oxígeno para la operación aurífera Yanacocha.

Ahora bien, Rivera indicó que el Perú posee 49 proyectos mineros ubicados  en 17 regiones. Según el presidente del IIMP, el país tiene óptimas condiciones de inversión ya que, además de su estabilidad macroeconómica (más de dos décadas consecutivas), mantiene una serie de acuerdos de libre comercio con naciones que son potencia en el mundo, y es miembro del APEC (Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico). También nuestro país está en proceso de ser incorporado en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

La inversión minera será propulsada por los proyectos de ampliación. El Departamento de Estudios Económicos de Scotiabank, afirma que la inversión del sector minero se incrementará en 12% este año por el repunte de los precios de los metales. Ello posibilitará la renovación de equipos y el inicio de campañas de exploraciones, suprimidas en los últimos años, y principalmente por las inyecciones de dólares en las ampliaciones de Toquepala y Marcona, proyectos en ejecución. Estas dos culminarán este año. Pero hace falta emprender otras expansiones mineras.

*Este informe apareció en la edición 62 de la revista Energiminas.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)